CASQUERÍAS GONZALO
Galería  Comercial  Juan  de  Austria
Avda. Juan  de  Austria, 16 «» Puestos  nº30  y  nº52
Teléfono y WhatsApp al: 91.888.13.44
Correo:  tiendas@casqueriasgonzalo.com
28804  Alcalá de Henares «» Madrid «» España
Álbum fotos Descripción Folletos Recetas caseras Rec.Clientes Platos Hechos Información Curiosidades
Situación Pres.Flash Museos 3D YouTube Google Maps PDF Blogspot ¿Dónde comer? Calendarios
APP Android   Despojos   In English + Info Recetas de España Mapa Web St.View 30 St.View 52 Contacto


 CURIOSIDADES SOBRE LOS CALLOS DE TERNERA 

 Y ALIMENTOS ESENCIALES PARA LOS NIÑOS

 

¿ Sabías que 100 gramos de Callos a la Madrileña

sólo tienen 39 mg. de colesterol?

Gracias al cuidado en la selección de materias primas (jóvenes terneras) y a las diversas cocciones, raspados y escaldados, los callos tienen unos niveles de colesterol  INFERIORES a muchos alimentos considerados de "régimen".

Coma callos: su organismo se lo agradecerá, ¡ sólo 39 mg de Colesterol !

COLESTEROL POR 100 GR DE PRODUCTO

CALLOS A LA MADRILEÑA

39

MERLUZA

50

POLLO DESHUESADO

60

BISTEC DE TERNERA

70

JAMON DE YORK

89

SARDINA

100

Datos elaborados y facilitados por Asesoría Alimentaria, S.A. Laboratorio homologado por la C.E.

¿ Y qué sabes de calorías?

El contenido en calorías por 100 gr. de callos es también inferior al de la mayoría de los alimentos de "régimen", en contra de la creencia popular. ¿Por qué privarse entonces de un plato tan tradicional y que tanto nos gusta?

Coma callos: su figura se lo agradecerá, ¡ solo 108 calorías !

CALORIAS POR 100 GR DE PRODUCTO

CALLOS A LA MADRILEÑA 108
MERLUZA COCIDA 104
BUTIFARRA

150

HUEVO HERVIDO

155

POLLO COCIDO

186

SOLOMILLO DE TERNERA ASADO

192

QUESO DE BURGOS

190


CASQUERÍA PARA NIÑOS

La casquería constituye una fuente de nutrientes importantísima para los más pequeños.

Os damos trucos y alguna receta para poder introducirla en su dieta.


En muchas ocasiones podemos escuchar que los niños no quieren la casquería, que introducir en su dieta
este grupo de alimentos es algo, como poco, imposible, o que su sabor es incompatible con los más pequeños
de la casa. Pero lo cierto es que muchos de estos prejuicios son heredados y somos los mismos padres
los que pensamos éso e inculcamos a los niños nuestros gustos: la casquería se puede preparar de muchas
formas para que estos puedan disfrutar de ella, ya que constituye un alimento realmente importante para ellos
,
con unos nutrientes fundamentales y que pocos alimentos más les aportan.

¿QUÉ ES LA CASQUERÍA?

La casquería es el término que se utiliza para denominar a las entrañas de un animal,
así como otras partes consideradas despojos
: tuétano, criadillas, sesos, tripas, pies, mollejas,
cabeza, corazón, hígado, lengua, pulmones, bazo, riñones, etc.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE QUE LOS NIÑOS COMAN CASQUERÍA?

La casquería es mucho más nutritiva que la carne porque, además de proteínas
aporta otros nutrientes como son vitaminas liposolubles, glúcidos, vitamina A, vitamina B, hierro, 
calcio, magnesio, potasio, sales minerales, etc.
 Todo esto hace que, cuando un niño come casquería, 
está aportando a su organismo una cantidad de nutrientes que pocos alimentos van a proporcionar.


LAS PARTES MÁS RECOMENDABLES PARA LOS NIÑOS

LAS MOLLEJAS

De ternera, cordero y cerdo, son tan ricas en proteínas como la carne.
Para que los niños las consuman se pueden hacer a la plancha, bien tostadas y con un chorrito de limón,
o rebozadas con huevo y pan rallado
. Acompañadas de patatas fritas no notarán la diferencia con un filete.

Para limpiarlas:

Las mollejas, al comprarlas llevan una telilla que prácticamente no se aprecia a simple vista porque,
además, está muy adherida a la carne.
Para limpiarlas tenéis que retirarla con ayuda de un cuchillo pequeño con punta.
A continuación las colocamos en un bol con agua y unos cubitos de hielo y las dejamos así durante treinta minutos.
Pasado ese tiempo, se escurren y volvemos a repetir la operación, con hielo y agua dos veces más,
para asegurarnos de que quedan limpias de impurezas.

EL HÍGADO

Quizá su aspecto no sea demasiado atractivo ni para los niños ni para los más mayores,
pero el hígado contiene una elevada cantidad de vitamina A, B y hierro, lo que lo convierte en un super alimento
La fórmula perfecta para que lo consuman es hacer con él un buen paté,
que en sándwich o acompañado de pan tostado les encantará.


Para limpiarlo:

En caso de contener alguna vena, retirarla con cuidado con la ayuda de un cuchillo.
Lavar con agua fría y secar con papel de cocina.
Listo para cocinar.

LOS RIÑONES

Los de cordero, ternera y cerdo son los más solicitados, y casi tan apreciados como el hígado.
Contienen, junto con los sesos, las máximas cantidades de proteínas, por lo que resultan ser
un complemento perfecto para la alimentación de niños y adolescentes
, contribuyendo a su desarrollo
y al fortalecimiento de los huesos. Al igual que con las mollejas,
a la plancha es una buena alternativa para que los coman.

Para limpiarlos:

Retirar la membrana que los cubre.
Eliminar la grasa que se encuentra en su interior. Para eso debemos abrirlos.
El siguiente paso es lavar bien los riñones y macerarlos para eliminar su fuerte sabor.
Para ello se dejan sumergidos entre 20 y 30 minutos en agua con sal y ya cocidos hasta el primer hervor,
o se bañan con abundante zumo de limón y sal.
Pasado ese tiempo, se lavan, se secan y ya estarán listos para utilizar.

A TENER EN CUENTA…

Las vísceras rojas, como son el hígado, el corazón, los riñones y los pulmones, son una excelente fuente de hierro y
de vitaminas del grupo B
. Constituyen, por tanto, el alimento antianémico por excelencia, comparable tan
sólo a algunas algas y con la ventaja de poder consumirse vísceras en las cantidades deseadas, dentro de un orden.

…Y UNOS TRUCOS

Siempre se puede usar el famoso recurso del chorrito de limón o el tomate frito para acompañar y disimular el sabor.
Cuanto más sencilla  sea la receta, en este caso mejor. Intentad darle a los platos un aspecto que el niño reconozca.
Cómo siempre decimos, que el niño se involucre en la preparación del plato,y de esa forma lo comerá con más gusto.

DOS RECETAS MUY SABROSAS CON CASQUERÍA

RIÑONES A LA PLANCHA

Esta receta, aunque parezca simple, es una de las mejores formas de introducir el riñón
en la dieta de los niños
, ya que obtenenemos una textura crujiente y un sabor excelente.

Ingredientes:

250 gramos de riñones de cerdo, cordero o ternera

Sal y 3 limones

Preparación:

Se ponen los riñones en un recipiente con agua helada, sal y el zumo de 2 limónes, y se deja reposando unos 30 ó 40 minutos
Una vez pasado ese tiempo, escurrimos y secamos bien con papel de cocina.

Ponemos en la plancha el riñon entero durante 25 minutos, añadimos sal y un chorrito de limón de
vez en cuando para impedir que se seque. A los 25 minutos damos la vuelta,le volvemos a añadir limón y cocinamos 10 minutos más.
Retiramos de la sartén y lo cortamos en rodajas, volvemos a añadir una pizca de sal y lo ponemos
en la plancha nuevamente hasta que se doren.

HAMBURGUESA DE HÍGADO DE TERNERA

¿A qué niño no le gusta una hamburguesa? Esta receta es un éxito asegurado para introducir
un alimento tan necesario, básico y nutritivo como el hígado.

Ingredientes:

* Medio kilo de hígado de ternera en filete grueso

 
* 1 huevo

* Sal

* Pan rallado y leche

Preparación:

Picamos el hígado, previamente vaciado de las tiras tipo nervio, para que quede limpio.

Mezclamos con el huevo batido, un poco de leche y añadimos pan rallado para dar consistencia a las hamburguesas.

Le damos la forma deseada a la hamburguesa y la hacemos a la plancha con un chorrito de aceite.

Mientras se cocinan tostamos el pan de hamburguesa y montamos y servimos.